Vuelven las dudas sobre AstraZeneca mientras España estudia vacunar con ella a mayores de 65 años

La posible relación entre la vacuna de AstraZeneca y casos de trombos vuelve a crear dudas sobre el suero de la Universidad de Oxford. La Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha retomado este martes el análisis sobre la relación entre vacunación y trombosis y, aunque no se espera una conclusión hasta este miércoles o incluso jueves, un breve comentario de uno de los miembros de este organismo ha creado de nuevo inquietud. «Está claro que hay una asociación [de los trombos] con la vacuna», ha declarado el responsable de la estrategia de vacuna de la EMA, Marco Cavaleri, al diario Il Messaggero. La frase ha provocado desmentidos oficiales por parte de la EMA y de la Comisión Europea, aunque no en el sentido de negar que exista esta relación, sino para aclarar que aún no hay ninguna conclusión de la nueva evaluación que se está realizando estos días.

Cavaleri ha levantado de nuevo la voz de alarma al asegurar que hay vinculación entre la vacuna de AstraZeneca y casos raros de trombos, aunque ha añadido que la EMA no sabe todavía «qué causa esta reacción». «Ahora es cada vez más difícil decir que no existe una relación de causa y efecto entre la vacunación con AstraZeneca y casos muy raros de coágulos sanguíneos inusuales asociados con recuentos bajos de plaquetas», ha indicado.

La EMA ha emitido un comunicado horas después para aclarar que «todavía no ha llegado a una conclusión» sobre la relación de la vacuna británica y que la investigación «está en marcha» todavía. El organismo espera comunicar sus conclusiones en rueda de prensa este miércoles o jueves.

La Comisión Europea, la institución de la que depende la EMA, también ha intentado difuminar las palabras de Cavaleri. Su portavoz de Sanidad, Stella Kyriakides, ha indicado a través de redes sociales que la evaluación sobre AstraZeneca no se espera hasta este miércoles a última hora.

Sin embargo, el posible vínculo entre esta vacuna y los raros episodios de trombosis, que de momento se han observado particularmente en mujeres hasta la cincuentena, ha devuelto la inquietud la AstraZeneca, que hace semanas llevó a suspender durante unos días las inyecciones en varios países europeos, entre ellos España. Aquí falleció una mujer de 43 años días después de haberse inoculado una dosis, aunque la autopsia reveló después que se debió a un aneurisma sin relación con el pinchazo.

La inmunización con esta vacuna se retomó en España después de una evaluación preliminar de la EMA en la que no pudo establecer un nexo entre la AstraZeneca y los casos de trombos pero tampoco descartarlo por completo, de ahí que esta semana haya retomado la evaluación sobre esta cuestión, sobre la que este martes se ha lanzado un preocupante mensaje desde dentro de la EMA de que sí hay relación entre estos dos elementos.

Mientras, algunos países han empezado a tomar de nuevo precauciones. Curiosamente, para proteger a la población más joven de los posibles efectos adversos de la AstraZeneca, a diferencia de lo que ocurrió cuando empezó a inocularse en Europa, en febrero. Entonces, los países fueron más cautos por lo que respecta a administrarla a población de más edad y esto llevó que algunos optaran por inocularla sólo hasta los 55 años.

Este fue el caso de España, que primero la prescribió para personas de entre 18 y 55 años y semanas después fue uno de los últimos países en elevar la edad hasta los 65 años. Ahora, estudia volver a elevar este umbral y el doctor Fernando Simón indicó este lunes que «es muy probable que en muy breve» tiempo se tome esta decisión.

«Cada vez la evidencia es más sólida», de que la vacuna es efectiva más allá de los 65 años, dijo el director del CCAES, un día antes de que las dudas se vuelvan a cernir sobre la vacuna de AstraZeneca.

Preguntado por el posible vínculo entre la vacuna de la Universidad de Oxford y los trombos, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha admitido este martes que es «una preocupación para todos los ciudadanos» y también ha intentado restar valor a las palabras del responsable de vacuna de la EMA, al apuntar que el organismo no tiene todavía «una postura oficial». Hasta entonces, ha trasladado «un mensaje de confianza y tranquilidad» en una vacuna que desde la semana pasada se inocula a grandes ritmos entre la población de 55 a 65 años.

Ir a la fuente
Author: redaccion@20minutos.es (Clara Pinar)

Powered by WPeMatico