Una flotilla viaja a Cuba con un mensaje «noble» de apoyo al pueblo

14ymedio

Un fuerte operativo policial impidió este viernes que decenas de personas se acercaran al Malecón habanero y pudieran ver desde el muro los fuegos artificiales que la flotilla de un grupo de cubanos de Miami lanzara desde el mar en horas de la noche en apoyo al pueblo de la Isla tras las protestas del pasado 11 de julio. La vigilancia de los uniformados inició en las primeras horas de la tarde patrullando una extensa zona, principalmente en las áreas de Centro Habana, El Vedado y Habana Vieja.

La flotilla, compuesta por cinco embarcaciones, partió este viernes en la mañana rumbo a aguas internacionales en el límite marítimo entre Estados Unidos y Cuba. Salió desde el puente de Cayo Vizcaíno pasadas las 8 am y rumbo a Cayo Hueso, donde fue inspeccionada por la Guardia Costera de EE UU y continuó viaje hasta unas 15 millas (24 kilómetros) de las costas cubanas.

En respuesta al operativo policial en el Malecón, decenas de vecinos del litoral subieron hasta las azoteas de los edificios familiares para poder ver el acercamiento de la flotilla de los exiliados cubanos y los fuegos artificiales. Las calles continuaron muy patrulladas pero la gente se refugió en los techos donde era mucho más difícil para los uniformados controlar quién veía y quién no.

Según el testimonio de varios habaneros, la jornada había amanecido muy nublada, con una bruma que limitó mucho divisar el horizonte. Incluso en la noche, con los fuegos artificiales, los destellos de luz eran visibles pero había que estar muy cerca de la cosa para poder apreciarlos mejor.

Reportes llegados a la redacción de 14ymedio refieren que en la zona del litoral este, específicamente en la barriada de Alamar, varias personas lograron acercarse a la costa y desde allí pudieron ver y reportar los fuegos artificiales.

Pero no solo el Malecón habanero estuvo con patrullas. En la parte costera de Santa Fe, en el municipio de Playa, la situación era la misma. «Estaba lleno de patrullas, policías y militares todo el litoral. Si uno se acercaba le decían que no podía estar ahí por el tema del covid. Eso no se lo cree nadie, todos los días camino esa zona sin problemas», contó a 14ymedio una vecina de esa localidad.

Mientras tanto en Miami, la flotilla fue vista como un gesto «noble» de apoyo a un pueblo que se está manifestando desde el pasado 11 de julio y también como una especie de relevo generacional del exilio.

Ramón Saúl Sánchez, un reconocido líder cubano y organizador de flotillas, que salió este viernes a despedir y aconsejar a los que viajaron hasta las aguas internacionales, dijo a Efe que en cierta forma ve que le está pasando la antorcha a nuevos activistas.

El también presidente del Movimiento Democracia, que había desaconsejado dicha travesía sin la planeación del caso, al final apoyó su salida y «quedó más tranquilo» al comprobar que fueron pocos y de un mayor tamaño los barcos que zarparon, algo que, dijo, «reduce la probabilidad de problemas debido a los vientos y el oleaje».

El activista, que en 23 años ha organizado unas 27 flotillas a la Isla para denunciar «la dictadura» y ha enfrentado decomisos de barcos y un juicio por entrar a territorio cubano, había adelantado que era muy probable que el régimen castrista tratara de impedir que la gente se asomara al Malecón para ver los fuegos artificiales, organizados por el cubanoamericano Osdany Veloz.

Para Sánchez, las flotillas son «una especie de puente espiritual entre las dos partes del pueblo de Cuba dividida por la dictadura».

Con banderas de Estados Unidos y de Cuba, partieron muy temprano las cinco embarcaciones. Veloz dijo a la prensa que llevaban un mensaje de libertad y apoyo a la Isla para que «sigan luchando» por una Cuba libre.

Por su parte, la Guardia Costera estadounidense había informado a los medios locales que la flotilla tiene «cero» permisos para entrar a Cuba, al recordar que hacerlo sería «ilegal».

El ministro de Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, pidió este jueves a EE UU que actúe con «seriedad» ante la flotilla y consideró «irrelevantes» las recientes sanciones de Washington contra militares de la Isla.

El activista del Movimiento Democracia recordó además que ellos solían llegar en sus flotillas a 12,5 millas (20 kilómetros) de las costas de Cuba, una distancia perfecta para que estas luces que él llama de «libertad» sean vistas.

En la cuenta de Instagram de Veloz hay comentarios de apoyo a la iniciativa, algunos desde Cuba.

Luego de su manifestación, la flotilla de barcos regresó a Estados Unidos.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico