Un clásico que vale una liga: las cuentas de Barça y Real Madrid para ser campeón

Real Madrid y Barça se miden este sábado en el estadio Alfredo di Stéfano (21.00 h) en un duelo vital en la lucha por la Liga. Con el Atlético en su peor momento de la temporada, el Clásico debería decidir, al menos a priori, cuál de los dos es el gran rival de los rojiblancos en las posteriores ocho jornadas que quedarán.

Aunque lo cierto es que todo puede pasar en esta Liga loca, que parecía amarrada por los rojiblancos, pero que ahora es una de las más abiertas de los últimos años, si no la que más. La ventaja de los de Simeone se ha visto reducida a un punto sobre el Barça y tres sobre el Real Madrid, pero a los colchoneros les beneficia el choque que enfrenta a sus dos perseguidores. Además, el Sevilla no pierde de vista al trío de cabeza: está a ocho puntos del liderato.

Posiblemente, el Clásico llega en el mejor momento de la temporada de ambos equipos. El Barça ha cogido una velocidad de crucero imparable, sumando 40 de los últimos 42 puntos, un ritmo que hace que muchos le señalen como el gran favorito en estos momentos al título. Con Leo Messi a un nivel estratosférico en este 2021, una gran mejora defensiva y la aportación de jugadores importantes como Busquets, Griezmann, de Jong, Jordi Alba y el renacido Dembelé, al Barça solo le falta culminar su remontada con una victoria en el campo del eterno rival.

El Real Madrid siempre ha dado la cara a la hora de la verdad. Su mejor versión ha aparecido en las grandes noches: en el Camp Nou (1-3), ante el Atlético (4 puntos de 6), contra el Inter (doble triunfo), con el Atalanta (cómodo pase en octavos) y ante el Liverpool (3-1, el martes). La falta de gol que a veces tiene el equipo blanco la compensa con un gran control de juego a través de sus centrocampistas y una gran fiabilidad defensiva.

Los alicientes son innumerables. Benzema contra Messi luchando por ser el MVP de la Liga; el duelo de talento entre Kroos-Modric y Pedri-De Jong; Vinícius y Dembélé tratando de reivindicarse tras sus recientes goles; el choque de estilos entre Casemiro y Busquets; la potencia de Mendy contra las llegadas de Alba; la oportunidad de reivindicarse de Asensio y Griezmann; y, cómo no, el duelo de pizarras entre Zidane y Koeman.

La derrota dejaría al que se la llevara en una complicada situación. Para el Real Madrid, sería un adiós más que probable a la Liga; obligado a centrarse en la Champions. El Barça seguiría con opciones, pero otra derrota ante un grande dejaría dudas sobre el proyecto de Koeman. ¿Y un empate? Lo celebraría el Atlético.

Ir a la fuente
Author: redaccion@20minutos.es (Raúl Rioja)

Powered by WPeMatico