Subsidios al transporte: qué proponen los candidatos

Como nunca antes, el reparto de los subsidios nacionales al transporte de Córdoba está en el debate previo a las elecciones generales del próximo 14 de noviembre. Es que es uno de los caballitos de batalla que eligió Hacemos por Córdoba en pos de diferenciarse de las otras fuerzas políticas.

El propio intendente capitalino Martín Llaryora no deja de mencionar el reparto inequitativo de los fondos nacionales en cada una de sus apariciones, y lanza el desafío a Juntos por el Cambio y al Frente de Todos.

En la tesis de Llaryora, sólo los candidatos de Hacemos por Córdoba serán capaces de dar pelea en el Congreso Nacional para mejorar la distribución de esos subsidios, de los que el 86 por ciento queda para el Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba) y el resto se divide entre las jurisdicciones del interior del país.

El intendente asegura que en Juntos por el Cambio no darán esa discusión porque perjudicarían al actual líder nacional de ese espacio: el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta. Menos aún en el Frente de Todos, ya que el gobierno de Alberto Fernández sigue manteniendo el reparto inequitativo.

Hasta dijo que bajará el boleto del transporte urbano de Córdoba si la Nación manda más fondos.

Por eso, La Voz consultó a cada una de las listas si están de acuerdo con sostener esos aportes y cuál sería la estrategia en el Congreso para mejorar el reparto.

Desde el equipo del candidato a diputado nacional Rodrigo de Loredo (Juntos por el Cambio) respondieron que los subsidios son una herramienta válida y en muchas partes del mundo los servicios de transporte publico están subsidiados y funcionan bien. “Por lo que entendemos que esa política debe continuar, pero deben implementarse de una forma transparente, equitativa y razonable para que el esfuerzo llegue a quien lo necesita”.

Remarcaron que hay que replantear el esquema de distribución, al que calificaron de “absolutamente inequitativo” y que se debe replantear para reducir la disparidad entre lo que recibe el Amba respecto al resto de las provincias.

“Esta inequidad perjudica a todo el interior y Córdoba es de las más provincias más perjudicadas, por lo que corregir esa inequidad es urgente”, dijeron desde el equipo de De Loredo.

“En el Congreso Nacional instaremos a debatir mejoras en el Sistema Único de Boleto Electrónico (Sube), y cuando se discuta el presupuesto, insistiremos en una distribución más equitativa, contemplando la implementación de este sistema en todo el país”, aseguraron.

Rodrigo de Loredo.

Recordaron que en Santa Fe y Mendoza se está avanzando con la implementación de la Sube mucho más rápido que en Córdoba y “esto es un perjuicio directo a los cordobeses porque todavía los subsidios cruzados van a las empresas y no a los usuarios”.

Desde Hacemos por Córdoba, el partido de Llaryora, indicaron que una sus “20 propuestas para defender a Córdoba en Buenos Aires es precisamente presentar un proyecto para que los subsidios a los servicios públicos se distribuyan por ley. Entre ellos el transporte”.

El texto enviado por el equipo de campaña de Natalia de la Sota remarca que el transporte, para ser público, debe ser accesible. “Y para ello, debe ser posible pagarlo. En el mundo se subsidia, y sobre todo en países tan inestables económicamente como el nuestro donde la inflación pega precisamente en los sectores de trabajadores afectando directamente a su poder adquisitivo”.

Natalia de La Sota
Programa Voz y Voto 2021 la VOz del Interior
Fotografia María Paula Gaido

Recordaron que el Gobierno provincial aplica el boleto educativo, que “es un ejemplo adoptado por otras provincias”.

“Claramente hoy los subsidios están distribuidos de manera arbitraria. Los cordobeses pagan un 117 por ciento más el boleto que un vecino de la ciudad de Buenos Aires. Esa es una tremenda injusticia que sufre Córdoba y todas las provincias del interior, con la que hay que terminar por ley. Vivas donde vivas. Sería muy bueno que el resto de los partidos políticos de Córdoba nos acompañen en este proyecto que claramente es en defensa de los cordobeses”, señalaron.

Olga Riutort, candidata a diputada nacional del Frente de Todos, sostuvo que el tema de los subsidios “merece una discusión seria que tenga en cuenta: la extensión de la ciudad, el número de habitantes, la densidad de población y el índice de coparticipación”.

Olga Riutort. (Archivo/Pedro Castillo)

También criticó a Alejandra Vigo, la candidata a senadora de Hacemos por Córdoba: “Es muy grande el nivel de hipocresía de la diputada Vigo cuando, entre sus propuestas, dice que va a pelear por el subsidio al transporte sabiendo que ella en el 2018 votó por la eliminación de dichos subsidios, acompañando el pacto fiscal del expresidente Mauricio Macri”.

Y afirmó: “Cuando asumió Llaryora nos quedamos a pie por la falta de estos subsidios y fue este gobierno de Alberto Fernández el que le restituyó a Córdoba los subsidios que Macri le quitó”.

Más propuestas

Aurelio García Elorrio, de Encuentro Vecinal Córdoba, respondió que “es impensado avanzar en la eliminación de subsidios de los servicios públicos”. No obstante, afirmó que “resulta inconcebible sostener un sistema que otorga subsidios en forma indiscriminada, alcanzando tanto a personas pobres como no pobres y, lo que es peor, a personas con alto poder adquisitivo”.

Aurelio García Elorrio
Programa Voz y Voto 2021
Fotografia Maria Paula Gaido

Para el exlegislador. no se trata de una distribución equitativa entre “jurisdicciones”, se trata de una distribución equitativa en función de los que realmente lo necesitan.

“Proponemos entonces un cambio en el paradigma de los subsidios a los servicios públicos, focalizándolos en aquellas personas que realmente lo necesitan. No se debe seguir subsidiando la oferta, lo que se debe cambiar es ese criterio y subsidiar la demanda en base a las necesidades reales, ahí está la equidad”, manifestó.

Liliana Olivero, candidata del Frente de Izquierda, aseguró que la solución está en la estatización del transporte “bajo control de trabajadores y usuarios”.

Liliana Olivero (J. Hernández).

“Actualmente el transporte de pasajeros depende de las necesidades de los empresarios millonariamente subsidiados, pero no de quienes viajan todos los días a trabajar o estudiar. No tiene ningún sentido volcar millones de pesos en subsidios para la ganancia de los empresarios”, apuntó.

A remarcó: “La anulación de los subsidios no puede significar aumentar los costos del pasaje para los usuarios. Es imprescindible la planificación de recorridos y frecuencias por parte de los usuarios”.

La candidata Eugenia Gordillo, de La Libertad Avanza, consideró que el problema del transporte se soluciona “recuperando los fondos que le corresponde a Córdoba” eliminando la coparticipación, que a su criterio le sirve al Gobierno nacional para “extorsionar a gobernadores”.

Eugenia Gordillo (Facebook).

Sobre los subsidios, propone que sean directamente proporcional al aporte que Córdoba hace en el PBI: “Es alrededor del 10 por ciento, por ende el Estado nacional debería aportarnos del total de los subsidios, lo que corresponde a nuestros aportes al Tesoro Nacional”.

“En materia de transporte automotor, la pandemia nos ofreció una hermosa lección al respecto: cuando no había transporte público se generó una red de transportes particulares en negro que recaudaban dinero, cumplían el rol y también ganaban. ¿Cómo es que ellos ganaban? Porque no pagaban impuestos y eran manejados por sus dueños. Es imperioso revisar el modelo de transporte público, implementar la libre afiliación a sindicatos, eliminar las cuotas sindicales obligatorias que son un alto costo que no va al trabajador sino a los bolsillos de sindicalistas y a su vez reformar las leyes laborales”, agregó.

Finalmente, Agustín Spaccesi (Unión Popular Federal) dijo que hay que eliminarlos porque “gente con capacidad económica que puede pagar la tarifa planta, termina siendo subsidiada por gente que no utiliza el servicio y está por debajo del índice de pobreza”.

Agustín Spaccesi.

Spaccesi consideró que los subsidios también transforman a los empresarios dueños de las empresas “en rehenes de los intendentes de turno”. “Por eso vemos cómo se usan los ómnibus en los actos políticos, y lo hemos visto en los últimos años en Córdoba, más allá del color político”, apuntó.

Y sostuvo que si van a existir, tienen que estar dirigidos a la demanda, y no la oferta. “Actualmente se subsidia la oferta, y va al empresario, sólo valora los kilómetros recorridos y las unidades, no valora los pasajeros transportados. Si subsidiáramos la demanda, al usuario, podríamos identificar mejor quién necesita ese subdisio, no permitiríamos que el empresario fuese rehén porque el aporte sería automático, y se podría incentivar al servicio”, cerró.

Ir a la fuente
Author: Diego Marconetti

Powered by WPeMatico