Señal al FMI y a los mercados: el déficit cayó 65% en lo que va del año

El déficit fiscal primario cayó un 64,7% en el acumulado entre enero y octubre, respecto del mismo período del 2020, ubicándose en el 1,8% del Producto Interno Bruto (PIB), por lo que el Gobierno logró con esto mejorar esta variable hasta un nivel que ni al más optimista se le podría haber ocurrido al iniciar 2021.

El dato cayó el lunes justo en momentos definitorios en la negociación que el ministro de Economía, Martín Guzmán, desarrolla con el staff del Fondo Monetario Internacional (FMI) para llegar a un acuerdo la semana que viene, cuando enviará al Congreso el anunciado “Plan Económico Plurianual” con metas precisas.

Y también se conoció en un momento de alta desconfianza del mercado financiero para con el Gobierno. Ayer, el indicador riesgo país subió 1,1%, hasta los 1.795 puntos básicos. Los bonos perdieron hasta 4,7% y acumularon descensos de hasta el 26,2% en lo que va de 2021. El S&PMerval bajó otro 2,24%. Y los dólares financieros subieron hasta 2,2%, alcanzando el contado con liquidación los 218,25 pesos.

Juan Nápoli, presidente del Banco de Valores SA, analizó que “hay una desconfianza muy grande de inversores sobre todo institucionales y del extranjero. El mercado de capitales local es muy chiquito y está fogoneado por fondos del exterior que hace tiempo están saliendo del país”. Si bien es “imposible prever” qué ocurrirá en los próximos meses, se espera un escenario de volatilidad al menos hasta que el Gobierno cierre el acuerdo total con el FMI, dijo.

Números que hablan

Después de haber dejado de intervenir en el mercado para frenar los dólares financieros (ahorrando así divisas y sincerando algunos precios), el Gobierno mostró ayer otro resultado de la gestión: una abrupta caída del déficit fiscal, algo que el FMI pide a todos los países que le deben.

Hasta octubre se acumuló un déficit primario de 776.645 millones de pesos (1,8% del PBI) y un rojo financiero de 1,33 billones (3,1% del PBI), luego de excluir los ingresos extraordinarios correspondientes a los Derechos Especiales de Giro del FMI.

En el mismo período de 2020, el déficit fiscal primario alcanzaba el 5,1%. Las cuentas públicas habían cerrado el año pasado con déficit fiscal primario equivalente al 6,5% del PIB y un rojo financiero –contemplando los intereses de la deuda- del 8,5% del Producto.

De esta manera, el déficit fiscal primario registró en los primeros diez meses del año una caída del 64,7%, respecto del mismo período del año pasado en relación al Producto Interno Bruto del país.

El Gobierno había planteado en el Presupuesto 2021 una pauta de déficit fiscal primario del 4,5% y cuando presentó el proyecto de ley de Presupuesto 2022 revisó ese número reduciéndolo al 4% del PBI. A juzgar por los datos acumulados, podría ser inferior al terminar el año.

Las causas de la reducción

La causa principal de la baja en el déficit fiscal está dada porque la actividad económica está siendo mayor a la esperada. Ayer el Indec informó que hasta septiembre, el alza interanual había sido del 11,6%.

También, explican en el Gobierno, viene teniendo incidencia en la mayor recaudación los cambios que se le fueron aplicando a la estructura impositiva desde el año pasado, generando una mayor progresividad.

Por otro lado, están impactando los altos precios de los commodities. En este punto el Estado se beneficia porque ingresan más fondos por la vía de los derechos de exportación que se recaudan en pesos.

Asimismo, hay un menor gasto para atender demandas provenientes de la pandemia de Covid-19, ya sea sanitarias o de subsidios directos para sectores económicos. Y por otro lado se observa un ajuste bien puntual: el gasto por seguridad social creció hasta octubre 49,6% anual, contra una inflación del 52,1%.

Los números de octubre

El Sector Público Nacional (SPN) registró en octubre un déficit primario de $209.169 millones y un déficit financiero de $277.094 millones, informó este martes el ministerio de Economía de la Nación.

Entre las diferentes jurisdicciones que conforman el SPN, la Administración Pública Nacional (APN) registró a octubre un déficit acumulado de 1.244.028 millones de pesos, por lo que hubo una baja equivalente a 2,9 puntos del PIB, informó el ministerio de Economía.

El “plan patita” no llegó

El gasto primario del Gobierno nacional mostró un incremento anual del 20% en términos reales en octubre, el mes previo a las elecciones, pero el denominado “plan platita” no llegó al menos en las dimensiones que quería el cristinismo.

Hasta septiembre, el gasto venía alternando caídas reales con algunas subas, con un promedio de caída real del 5,4%, lo que muestra la magnitud del salto, analizó el economista Nadin Argañaraz. El gasto corriente creció un 15,9% real en la comparación anual. Y el gasto de capital saltó un 139,4% en términos reales.

Ir a la fuente
Author: Javier Álvarez

Powered by WPeMatico