Restaurantes que quieren sobrevivir: cinco pautas para revitalizar la gastronomía en la era post-Covid

Con la mirada puesta en el verano surgen dudas sobre cómo se pueden preparar los restaurantes para la era post-Covid. Las medidas sanitarias y las restricciones impuestas en la hostelería como consecuencia de la emergencia sanitaria han impulsado la digitalización del sector.

Una gran mayoría de los establecimientos han acelerado este cambio incorporando herramientas tecnológicas para la gestión y organización con el objetivo de adaptarse a las necesidades actuales. Y por eso ir a un restaurante este año está siendo algo diferente, al haber un «cliente más cuidadoso» y preocupado por las medidas de seguridad aplicada.

Seguiremos yendo a comer; es un acto social que nos resulta indispensable. Pero los restaurantes que quieran sobrevivir deberán adaptarse. ¿Cómo hacerlo? ¿Qué es lo que llega? El Barcelona Culinary Hub habla de reinventarse.

Esa escuela de cocina y management gastronómico resume en cinco pautas las tendencias que pueden revitalizar la gastronomía en la era post-Covid.

Está tomando importancia la responsabilidad de cocineros, restaurantes y productores como agentes sociales activos. Después de una pandemia que afecta a la salud mundial, los chefs reivindicarán el producto de proximidad, la alimentación saludable y el cuidado del medio ambiente.

El restaurante del futuro es capaz de incorporar los nuevos hábitos de la población. La localización debe ser cercana a las zonas residenciales y el local debe permitir el delivery, que en 2020 aumentó en un 85%. Los restaurantes deben estar preparados para cenas más tempranas y comidas de negocios para llevar.

El concepto de negocio debe aprovechar la tecnología para optimizar sus procesos: las reservas, la carta digital, el delivery… pero también la relación con el cliente. La cercanía, la personalización y la credibilidad son esenciales en la presencia digital.

El modelo de restauración español se sostenía en temporadas de mucha venta, pero ahora debe basarse en la rentabilidad.

La restauración del futuro no olvida que apoyarse en el I+D es clave; como también la formación de las nuevas generaciones y el contacto de la comunidad gastronómica. La cocina del futuro debe ser representativa, justa y alejada de la esclavitud de jornadas interminables.

Ir a la fuente
Author: redaccion@20minutos.es (20minutos)

Powered by WPeMatico