No creó el automóvil, pero lo democratizó: Ford celebra este miércoles 118 años de historia

Si a cualquier buen amante de los autos le pidieran nombrar a las cinco marcas de autos más influyentes en la historia, seguramente entre ellas estará Ford. La marca del óvalo -que masificó el uso del automóvil con modelos como el Ford T- celebra este 16 de junio un nuevo aniversario, uno que lo halla en una transición hacia la electromovilidad y completamente volcada a los segmentos que históricamente le dieron más réditos. La historia del gigante estadounidense inició un día como hoy, de 1903…

Cuenta la leyenda que Ford Motor Company nació tímidamente en una pequeña fábrica de trenes de la ciudad de Detroit, después conocida como la cuna motor norteamericana. Fue la idea de dos socios: por un lado, John S. Gray y, por el otro, Henry Ford.

Bajo la administración del presidente Gray, la marca del óvalo fabricó el primer automóvil: el Model A con motor 2.0 litros. Ensamblado en la planta de la calle Mack Avenue en Detroit, el A fue el primero de una generación de 19 vehículos que seguirían el orden alfabético. Entre los más famosos de esta estirpe se encuentra el modelo N que se vendió a un atractivo precio de US$ 500.

Ya con Henry Ford al mando de la firma, la marca vivió otro periodo de prolífica producción y se produjo el necesario despegue. En 1908 vino el boom con el lanzamiento del Ford T, modelo cuyo éxito se prolongó durante dos décadas (hace unos años de contamos de un anciano que aún hoy conduce su Ford T). Las ventas del Ford Model T superaron los 15 millones de unidades en todo el mundo, lo que generó una verdadera revolución industrial (el denominado ‘fordismo’, de gran producción a escala).

A nueve años de la aparición del Ford T, la marca decidió crear un vehículo que permitiera también transportar objetos voluminosos. Usando como base la cabina y motor de su antecesor, el modelo TT salió al mercado en 1917, marcando la incursión de Ford en el segmento de camionetas, dando el puntapié para los modelos Ford que hoy lideran a escala global.

El origen de las leyendas

A inicios del 40, Ford ya había vendido más de 4 millones de camionetas. Sin embargo, con el estallido de la Segunda Guerra Mundial las operaciones se detuvieron hasta 1947, cuando se reinició la producción automovilística y Ford asestó otro golpazo: nació la Ford F-Series.

Con la llegada de la sexta generación de la Serie F en 1975, Ford abandonó la popular F-100, reemplazándola por una camioneta F-150 de mayores capacidades y prestaciones, comenzando una historia de éxitos, innovación y tecnología que dura hasta la actualidad.

Tras más de 100 años desde el lanzamiento del modelo TT y con 14 generaciones de la Serie F producidas (la 14ª debutó en marzo en Chile y la probamos en mayo), la F-150 se convirtió en la pick-up más vendida del mundo, la más comercializada en Estados Unidos por 44 años consecutivos y líder en Chile en su categoría; integrando siempre elementos innovadores, ofreciendo mayor robustez, productividad y seguridad.

Caballos salvajes

Hacia fines de 1961, Ford comenzó a diseñar un vehículo pensando en las necesidades de una nueva generación de compradores jóvenes. El emblema del auto sería un “Wild Mustang”, un caballo salvaje que reflejaba el espíritu joven y rebelde que comenzaba a proyectarse sobre la marca.

Así fue como un 17 de abril de 1964, dentro de una década de gran efervescencia y marcada por la rebeldía de las nuevas generaciones, nació el primer Ford Mustang. Un modelo que se transformó al poco tiempo en un referente de los muscles cars americanos que coparon las cintas de Hollywood de las décadas del 60 y 70.

No fue el único ‘equino’ de Ford que nació por aquellos años. A 16 meses de que la marca develó el Mustang, nació también el todoterreno Bronco. A diferencia de lo que hizo Ford con el citado Mustang, creando un nuevo segmento, el Bronco vino a ensuciarse las patas en el barro junto con otros dos fuertes competidores.

Con su sello propio, al 4×4 más recordado de Ford no le tomó mucho tiempo para hacerse un espacio. Tanto así que la marca fabricó y vendió más de 1,1 millones de unidades Bronco hasta que acabó con su historia a mediados del 90. Pero, no todo estaba dicho, porque en 2020 Ford presentó el renacido todoterreno Bronco, modelo que coincidentemente esta semana entró en producción para llegar al mercado como modelo 2022 (ver nota). El auténtico Bronco aún ni pisa las calles, pero ya sumó 200 mil reservas.

¡Felicidades, Ford Motor Company! Que sean muchos más.

Ir a la fuente
Author: José Ignacio Gutiérrez

Powered by WPeMatico