Los jóvenes como genuinos continuadores del Partido

NUEVA GERONA, Isla de la Juventud.— Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, llamó a intensificar el trabajo con los jóvenes, genuinos continuadores del proceso revolucionario cubano.

En el encuentro —el noveno del Secretariado del Partido en el país para verificar la implementación de las ideas, conceptos y directrices del 8vo Congreso del PCC—, el mandatario cubano subrayó que para defender la unidad y la continuidad es imprescindible hacerlo desde la ejemplaridad de la militancia, por lo que hay que transformar a la organización en un escenario más democrático y participativo.

«Es preciso retomar y mejorar los métodos de participación popular que a largo de la historia funcionaron en Cuba, usando como pilares la comunicación social, la ciencia, la innovación y la informatización de la sociedad», dijo.

En ese sentido, Yander Zayas Pérez, Primer Secretario de la UJC en este municipio especial, expuso que entre las proyecciones de trabajo destaca la implementación del proyecto Somos más, acción en las comunidades cuyo propósito es recuperar el papel protagónico que ha tenido la juventud cubana a lo largo de la historia en las transformaciones sociales del país.  

Yander Zayas, primer secretario UJC en Isla de la Juventud. Foto: Roberto Díaz Martorell

«Pretendemos integrar desde la inclusión al universo juvenil en el trabajo comunitario; identificar líderes a esa instancia a partir de la capacidad de comunicación y convocatoria, y aprovechar sus potencialidades y saberes de cara a la transformación del estado actual al estado deseado», comentó.

Este proyecto juvenil se ancla en el movimiento popular Atrévete a ser más pinero, que se impulsa para incrementar la participación del pueblo en el Desarrollo Local y el afianzamiento de la identidad.

En ese sentido, el doctor Roberto Morales Ojeda, integrante del Buró Político y Secretario de Organización y Política de Cuadros del Comité Central, reconoció la actitud de los jóvenes en el país ante el complejo panorama socio económico que vive Cuba hoy, al tiempo que exhortó a mantener esa actitud de manera permanente y no solo en situaciones excepcionales.

«Para eso —explicó— hay que transformar las reuniones en espacios donde se ventilen las inquietudes y necesidades de los jóvenes, imponerles dinamismo y hacerlas más atractivas para que sientan, realmente,  que son la vanguardia juvenil y continuadores de la obra de la Revolución», dijo.

Asimismo llamó a emplear métodos y estilos de trabajos que propicien un cambio real y efectivo, a fin de despojar de rutinas e inmovilismo el quehacer diario de la organización.

«La UJC tiene el reto de representar y parecerse más a los jóvenes de hoy, convertirse en escenario de debate y proposiciones, en aras de motivar la participación activa en las transformaciones que queremos», expresó.

Sobre la batalla económica, Díaz-Canel reiteró que la eficiencia es el principal atributo estratégico para lograr la soberanía en Cuba, por tanto es un imperativo desterrar la ineficiencia, la corrupción y las trabas para avanzar en el proyecto de país, especialmente cuando EE. UU. impone restricciones cada vez más frecuentes por el solo hecho de construir el Socialismo a 90 millas del imperio.

«Proyecto que continuaremos construyendo, ahora desde la resistencia, pero desde una resistencia creativa para seguir avanzando en medio de las adversidades, porque no renunciamos a alcanzar la prosperidad anhelada», enfatizó el Primer Secretario.

Adiel Morera Macías, intendente municipal, tras reconocer las debilidades que limitan la eficacia de la gestión administrativa en el territorio, señaló como prioridad establecer un sistema de capacitación a los directivos de la Economía, ya que se cuenta con 56 programas para afianzar el Desarrollo Local.

De igual modo, informó sobre los avances locales en el proceso de informatización de la sociedad, la comparecencia permanente de los directivos en los medios de comunicación y la posibilidad actual de garantizar cinco kilogramos de proteína animal en el mes a las embarazadas.

Sobre esa cuerda, Díaz-Canel enfatizó que Isla de la Juventud, el territorio de Cuba con mejores resultados en el control de la COVID-19, está en condiciones de potenciar su dispositivo productivo local, «ya que en la medida que controlemos más rápido la epidemia, asimismo se activa la actividad económica, lo que significa más productos, más exportación y más ingresos.

«En el actual contexto, tenemos que desarrollarnos por nuestro propio esfuerzo y talento. Podremos decir que estamos aportando y venciendo en ese escenario económico cuando estemos aportando a la felicidad de nuestro pueblo, y este se sume desde la participación activa y consciente en la construcción colectiva de ese bienestar», apuntó.

El mandatario exhortó a las organizaciones de masas a centrar su trabajo en las comunidades y los problemas, cualesquiera que estos sean, de las personas que allí residen, para transformar juntos el entorno socio económico.

«Pensar y actuar por Cuba es eso: Hacer lo que nos toca, y hacerlo bien», concluyó.

Ir a la fuente
Author: Roberto Díaz Martorell

Powered by WPeMatico