Las aerolíneas temen por el 50% de la gente que viaja al exterior comprando en cuotas sin interés

El “Black Friday” se tornó, literalmente, un viernes negro para las compañías aéreas por efecto del anuncio del Banco Central (BCRA) de limitar el financiamiento de las compras en cuotas con tarjetas de crédito de pasajes y servicios al exterior (alojamientos, excursiones, etcétera), tanto en forma directa o a través de agencias de viajes, plataformas web u otros intermediarios.

“Fue realmente un viernes negro, un día de desconcierto totalmente perdido en materia comercial cuando la expectativa, y para lo que veníamos trabajando hace meses, era multiplicar por 2,5 o tres la venta respecto de una jornada común. Ese efecto tienen promociones como el Black Friday que se inició este viernes 26″, señaló a La Voz Diego García, presidente de la Cámara de Compañías Aéreas en Argentina (Jurca) y director regional América de Air Europa.

El dirigente que desde diciembre de 2020 es la voz de las aerolíneas en el país se manifestó muy preocupado por el impacto negativo que tendrá la decisión oficial, justo en un momento en que la actividad aerocomercial internacional estaba en la línea de largada para comenzar a recuperar volumen.

“En venta directa e indirecta de pasajes el uso de la tarjeta se da, en promedio, en el 60 por ciento promedio de las operaciones. Y en ese universo, ocho de cada diez veces son consumos en cuotas. Eso significa que el 50 por ciento de la gente que viaja al exterior compra en cuotas en pesos sin interés”, explicó García para graficar el poderoso motor de consumo que constituyen las cuotas.

En un contexto inflacionario, de oferta aún acotada de vuelos – ronda en promedio un 35 por ciento de los niveles pre pandemia – y de dólar encarecido por el impacto tributario (el cambio para el turismo supera los 175 pesos); las tarifas aéreas al exterior resultan altas para la gran mayoría de los consumidores. Así, las cuotas fijas en pesos sumaban un atractivo mayor que en otros contextos y, para muchos argentinos, resultaban la única vía posible de hacerse de un pasaje internacional.

Prohibición de cuotas: sorpresa y decepción

García también criticó lo sorpresivo de la medida oficial, informada al público en general (bancos y aerolíneas incluidas) horas antes del arranque del Black Friday. Según dijo, nada en este sentido fue adelantado a la industria por sus interlocutores oficiales, las áreas de Transporte y Turismo nacionales.

“Las aerolíneas llevamos semanas desarrollando acuerdos con los bancos para poder tener ofertas atractivas en esta efeméride. De golpe nos dimos con esto, que además generó un gran desconcierto, un problema operativo y una gran desazón entre empresas y consumidores. Esperemos que durante sábado y domingo algo de venta se pueda generar. No están las cuotas pero persisten otros beneficios como los descuentos”.

Air Europa ofrece, por ejemplo, reducciones del 25 por ciento en sus tarifas. En portales como Despegar se promocionan precios especiales a una gran cantidad de destinos en el exterior.

Esa y otras plataformas digitales turísticas se contaron entre los jugadores más golpeados con la nueva medida del Central. “Creemos que la falta de previsibilidad y de reglas claras no colabora con la recuperación del sector en particular, ni de la economía en general”, lamentó la firma digital a través de un comunicado.

El valor de las acciones de Despegar en la Bolsa de Nueva York cayó cerca del 9% en el marco de una baja general para firmas vinculadas al turismo. Operadores bursátiles asociaron la merma al avance global de una nueva cepa del Covid-19 pero, en el caso de la tecnológica argentina, analizaron que la caída fue mayor a equivalentes (como TripAdvisor) como impacto de la medida del BCRA.

Con el nuevo escenario, la oferta fuerte de cuotas quedó concentrada en el turismo doméstico.

Aerolíneas Argentinas (AA), por ejemplo, focalizó su propuesta para el Black Friday en cabotaje: 15 por ciento de descuento. Desde la compañía oficial evitaron tomar postura sobre la medida oficial, pero reconocieron que la compra en cuotas sin interés es un atractivo importante para el consumidor.

De hecho, la aerolínea realizó entre el 18 y el 25 de noviembre una promoción que ofrecía pasajes a Miami, Nueva York y Santa Cruz de las Sierras en seis cuotas sin interés y vendió alrededor de 10 mil pasajes.

Desde AA destacaron, sí, que el mercado doméstico (donde sí se mantiene la posibilidad de cuotas) es hoy el que concentra la mayor actividad y demanda.

Se complica el turismo receptivo

El titular de Jurca y distintos actores vinculados al turismo internacional advirtieron que esta limitación para vender viajes al exterior pone en jaque el desarrollo del turismo internacional en el país, en un contexto en que existe alta expectativa -incluso en el Gobierno- por la llegada de turistas extranjeros debido al “abaratamiento” del país para quien maneja moneda extranjera.

“El turismo internacional se abrió hace menos de un mes y el 80 por ciento del pasajero hoy es argentino. Si se empieza a desincentivar la venta de pasajes con decisiones como estas las aerolíneas empezarán a rever rutas, y asignarán los aviones a otras que sean rentables. Esa reducción de oferta complica el desarrollo de la demanda de turismo extranjero, un proceso que requiere tiempo”, explicó García.

Según dijo, captar al turismo de “radio corto “países vecinos o cercanos insume un esfuerzo de promoción y oferta; y se trata de un viajero que permanece en promedio dos o tres noches en el país. Más aún, atraer al de “radio largo” (europeos, norteamericanos, etcétera), más atractivo porque permanece 15 días y gasta más, insume al menos de tres a seis meses de trabajo previo.

Ir a la fuente
Author: Florencia Ripoll

Powered by WPeMatico