La selección española es vacunada contra el coronavirus a tres días de su debut en la Eurocopa

Después de una semana de ‘culebrón’, al fin, se ha producido el proceso de vacunación de la selección española.

Un contingente de la Unidad de Seguridad del Hospital Central de la Defensa, el Gómez Ulla, se desplazó a primera hora de este viernes a la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, sede de la RFEF, para comenzar el protocolo de administración de las dosis a los internacionales y el cuerpo técnico. En concreto han sido una decena de profesionales sanitarios, con grados de teniente, capitán y coronel apoyados por media docena de uniformados –un teniente, dos brigadas y tres cabos del Ejército de Tierra-. Y fueron vacunados con dos vacunas.

Tal y como acordaron con Sanidad, se les puso dos tipos de vacunas: a los que no habían pasado la infección, Janssen (monodosis) y a los que sí lo habían hecho o ya habían recibido la primera (caso de algunos miembros del cuerpo técnico), Pfizer.

Contando con Sergio Busquets, que aún está pasando la infección, hay otros once jugadores que ya lo habían tenido por lo que fueron los que recibieron esta vacuna de Pfizer: Adama Traoré, José Gayà, Ferrán Torres, Eric García, Aymeric Laporte, Mikel Oyarzabal, Fabián Ruiz, Thiago Alcántara, Marcos Llorente, Álvaro Morata y Pablo Sarabia.

Queda por ver ahora si tiene posibles secuelas. Según los especialistas, se estima que aproximadamente la mitad de los vacunados tienen algún tipo de efecto secundario como una ligera fiebre, dolor muscular o malestar, si bien estos síntomas se atenúan en personas en buen estado de forma, como es el caso.

Aunque estén vacunados, los futbolistas seguirán manteniendo el protocolo sanitario establecido, con test PCR diarios y un estricto control de la burbuja, tanto la ‘A’ como la ‘B’ de 17 futbolistas que llamó Luis Enrique ante un eventual brote. Si todos dan negativo en las próximas pruebas (incluido Diego Llorente, que resultó un falso positivo) se volverán a juntar para los entrenamientos grupales este mismo sábado.

Se acaba así una semana que ha sido absolutamente caótica y totalmente contraproducente en lo deportivo para la selección. Críticas externas (algunas de ellas desde el mismísimo Congreso de los Diputados) por tener, supuestamente, un trato de favor por parte del Gobierno, una notable diferencia en la gestión con respecto a los deportistas olímpicos o las dudas y exigencias finales sobre cómo debían vacunarse, han puesto a la Selección en el ojo del huracán.

Pese a todo, Luis Enrique se mostraba optimista porque los futbolistas han sabido abstraerse de todo y mantener la concentración en los entrenamientos y la preparación física y mental para el torneo.

Ir a la fuente
Author: redaccion@20minutos.es (SportYou)

Powered by WPeMatico