La revisión de miles de votos amenaza con retrasar dos semanas el resultado en Perú

Con el conteo de votos a punto de llegar a su fin, la victoria del candidato Pedro Castillo parece inminente. El izquierdista aventaja a Keiko Fujimori en algo más de 70.000 papeletas. En un escenario normalizado Castillo se asomaría al balcón dentro de unos días y agitaría su sombrero de palma en señal de victoria frente a sus seguidores, que llevan desde el domingo durmiendo a la intemperie en las calles de Lima. Sin embargo, este instante no tiene nada de común. Se trata del momento más trascendental de la historia reciente de Perú. Fujimori no ha aceptado los resultados y ha pedido revisar 800 actas que podría alargar el desenlace dos semanas más, según expertos electorales consultados. Lo que pueda ocurrir en ese tiempo en un país que ha vivido una gran inestabilidad política en el último lustro es una verdadera incógnita.

Seguir leyendo

Ir a la fuente
Author: Juan Diego Quesada

Powered by WPeMatico