La represión y las divergencias internas provocan renuncias en Archipiélago

14ymedio

Tras la sorpresiva llegada a España de Yunior García Aguilera y su esposa, Dayana Prieto, el pasado 17 de noviembre, la plataforma Archipiélago, que el dramaturgo ayudó a crear, vive momentos difíciles.

Al acoso y la represión por parte de la Seguridad del Estado desde la convocatoria del 15N, finalmente frustrada por el régimen, se unen estos días las deserciones del grupo y las críticas por la partida de García Aguilera.

Una de las bajas es la de Daniela Rojo, que este miércoles anunció su renuncia como coordinadora de la plataforma. La joven de Guanabacoa, madre de dos niños pequeños, que fue secuestrada por la policía política el pasado 12 de noviembre y estuvo cinco días en una casa del Ministerio del Interior bajo custodia de varios agentes, ahora alega para su decisión de separarse de la plataforma «problemas personales y familiares».

En un post publicado en su muro de Facebook, Rojo aseguró que no ha tenido ningún encontronazo con los miembros del grupo opositor. «Mi salida de Archipiélago no tiene nada que ver con un cambio en mis ideas o en mi posición política», precisó, «pero necesito abrigar a mi familia, la que más ha sufrido este proceso, en especial mis niños».

La activista ha sido una de las más hostigadas por la Seguridad del Estado, que le ha impuesto multas y citado a varios interrogatorios. Por participar en la manifestación del pasado 11 de julio, estuvo 23 días en prisión. A inicios de este mes, fue citada para una «entrevista» con el Órgano de Menores del Ministerio del Interior para supuestamente mostrar interés por la manera en la que cría a sus hijos, «una forma muy sutil de chantaje emocional que comprensiblemente haría claudicar a cualquier madre», consideró.

«Utilizaré mi tiempo para colaborar en otras funciones, útiles también, pero quizá no tan perseguidas por la Seguridad del Estado como lo está en estos momentos Archipiélago», explicó Rojo, quien expresó su «respeto» por quienes «continúan en ese y todos los proyectos de la causa de la libertad de Cuba». Y concluyó: «Seguiré abogando desde mi trinchera por una Cuba plural y democrática y en especial por la liberación de todos los presos políticos».

Antes que ella, el sábado, anunció públicamente su salida de Archipiélago el profesor Leonardo Fernández Otaño, también moderador de la plataforma, confesando no compartir «un grupo de acciones de corte político realizadas por Yunior García Aguilera desde su salida de Cuba».[[QUOTE:Antes que Rojo, el sábado, anunció públicamente su salida de Archipiélago el profesor Leonardo Fernández Otaño, también moderador de la plataforma]]

«Siempre viví la plataforma como un espacio horizontal y de consulta, pero mi ejercicio de crítica fue tomado como una actitud negativa por una buena parte de los miembros, lo cual respeto como su genuino derecho intelectual, pero no creo ni democrático, ni sano», lamentó en sus redes.

En cualquier caso, su renuncia es, aseguró, un «ejercicio personal» y «libre de toda presión», impulsado sobre todo por su vocación social de construir «la casa Cuba».

Fernández Otaño también fue uno de los detenidos el 11J, cuando se manifestaba, junto a García Aguilera y otros activistas, en la esquina de 23 y M, frente al edificio del Instituto Cubano de Radio y Televisión, en El Vedado, para exigir 15 minutos en la televisión nacional. Todos fueron arrestados de manera violenta y la mayoría pasó dos días bajo custodia.

Además de ser moderador de la plataforma, el joven profesor también era el principal coordinador de Ágora, el espacio de debate que tiene Archipiélago en Telegram, una responsabilidad que igualmente abandonó.

«Hoy siento que me toca volver a mis libros, ofrecer mi oído y palabra a muchas madres que esperan a sus hijos», dijo. «La vocación que me llevó a entrar Archipiélago sigue viva como el primer día: la intención apoyar la construcción del tejido social, pedir la liberación de los presos y animar la reflexión ciudadana, pero creo en lo finito».

Entre esos detenidos está Humberto Bello, el primer manifestante que salió a las calles el 15N. El joven ha sido procesado en un juicio sumario y secreto, en el que ha sido condenado a un año de cárcel, según la denuncia realizada por la organización jurídica Cubalex este martes.

Una fuente cercana a un miembro de Archipiélago, que prefiere mantener su anonimato, detalla que las presiones de la policía política han alcanzado a familiares y amistades de los activistas, y que están enfocadas a que muchos opositores tomen la decisión de salir del país. «Me propusieron que hablara con la persona que conozco en la plataforma para que impulsara su salida del país», asegura. «También me ofrecieron irme a un hotel con esa persona con todos los gastos pagos durante los días de las protestas, y así alejarla de las calles».

A la vez, y tras unos días de estupor, las críticas contra la decisión de García Aguilera y de Prieto comienzan a endurecerse.

La historiadora de arte Carolina Barrero, miembro del grupo 27N –al igual que Yunior García Aguilera–, fue contundente en sus redes. «Lo que ha sucedido es uno de los actos más irresponsables de la historia de la rebeldía en Cuba antes y después del 59», escribió, sin mencionar el nombre del dramaturgo en ningún momento.

«Se ha dicho que es humano ser débil, que es humano quebrarse, y sí, uno tiene derecho también a ser un cobarde. Pero si lo eres, no te echas encima la confianza y la responsabilidad de sostener las ansias de libertad de un país entero si no se puede aguantar el pulso, si se abandona en el preciso momento en que se tiene que estar», opinó Barrero, y aseveró: «Nada costaba esperar quince días para marcharte o hacerlo quince días antes. Porque desde lo humano también digo que es incomprensible la imagen en la que se recoge un visado el mismo día y en el mismo lugar en que se convoca a marchar».

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico