La pandemia del coronavirus lleva a los españoles a sentirse menos saludables y a cuidarse más

Las astronómicas cifras de muertos y de contagiados que está dejando el coronavirus han situado la salud en el centro de las prioridades. La amenaza que supone la pandemia ha impulsado a la población a cuidarse más a través de acciones «sencillas y cotidianas». De esta forma, aunque ha empeorado la percepción que los españoles tienen de sí mismos, han mejorado sus hábitos saludables.

Así se desprende de la encuesta publicada por el Instituto DYM con motivo este miércoles del Día Mundial de la Salud. Elaborado en colaboración con WIN International, dedicada a la investigación de mercado y a los estudios de opinión, el sondeo analiza la situación en 2020, año marcado por una crisis sanitaria sin precedentes.

En ese contexto, el 77% de los entrevistados considera que tiene una salud buena o muy buena, siendo los hombres quienes más sanos se perciben: el 80,3% frente al 73,1% de las mujeres. El porcentaje general baja dos puntos respecto a 2019 pero sigue siendo elevado, lo que según los responsables del informe podría deberse a que «las personas podrían considerarse sanas incluso por el mero hecho de sobrevivir o de evitar» la nueva enfermedad. La cifra sí es significativamente más baja si se compara con 2018. En aquel momento, el 84% de los ciudadanos afirmaban estar contentos con su estado de salud.

Conscientes de que la percepción de la salud implica «una compleja mezcla de variables», los autores han centrado la encuesta en cinco aspectos: dormir bien, hacer ejercicio, los niveles de estrés, fumar y consumir alcohol. En España todos ellos evolucionan favorablemente.

A la pregunta de con qué asiduidad duermen bien, el 72% de los ciudadanos responde que mucho, muy frecuentemente o moderadamente. Esto supone un incremento de 14 puntos respecto al año anterior, mientras la proporción de quienes lo hacen muy poco, ocasionalmente o nunca pasa del 13 al 8%.

Asimismo crece de forma importante -del 48 al 57%- el número de quienes hacen ejercicio con mucha frecuencia o de forma moderada. Y desciende -del 21 al 18%- el de aquellos que practican deporte poco o nada.

El consumo de bebidas alcohólicas también marca una trayectoria positiva. El dato de quienes contestan que beben muy pocas veces, ocasionalmente o nunca aumenta cinco puntos, hasta el 53%. El 30% -34% en 2019- lo hace poco o en algunas ocasiones y el 17% -18% en el sondeo anterior-, mucho o muy frecuentemente.

De la misma forma, cada vez hay menos fumadores habituales. La encuesta refleja que sube del 61 al 66% el porcentaje de los que fuman muy poco, ocasionalmente o nunca. En sentido contrario, baja del 28 al 24% el de los que fuman mucho, con frecuencia o de manera moderada.

Aunque de forma menos destacada que las otras cuatro, la variable de la tensión acumulada también presenta cierta mejora. Para el 27% el estrés es una constante en su vida, una cifra que se mantiene. Experimenta un incremento sin embargo la de quienes dicen sentirse muy poco estresados o no llegar a estarlo nunca -del 39 al 42%-.

DYM y WIM International desgranan toda esta información por sexos. La primera distinción apunta que los hombres duermen mejor -76,6 frente a 67,3%- y hacen más ejercicio -61,7 frente a 51,9- que las mujeres. Ellas sin embargo fuman y beben menos -23,5 frente a 24% y 10 frente a 23,8%, respectivamente-.

Por franjas de edad, quienes mejor duermen son aquellos que tienen entre 18 y 24 años y 65 o más. Con el paso de los años se reduce la realización de ejercicio físico, el consumo de tabaco y algo menos el de alcohol, a la vez que lo hace el estrés.

Muestra y metodología: 29.252 entrevistas en 34 países, 1.006 de ellas en España de forma online. Error: el margen de error se sitúa entre el 2,5 y 4,4% para un nivel de confianza del 95%. Target: Población con 18 años o más. Trabajo de campo: realizado entre octubre y diciembre. En España, el 22 y 23 de octubre.

Ir a la fuente
Author: redaccion@20minutos.es (Araceli Guede)

Powered by WPeMatico