La nueva fiscal contra la violencia machista: «Hay que castigar a proxenetas y puteros»

La nueva fiscal de sala coordinadora contra Violencia sobre la Mujer, Teresa Peramato, tiene claro que «la prostitución es una forma de esclavitud» y apuesta por una legislación «abolicionista» que castigue tanto a los proxenetas como a los «puteros».

En una entrevista, la fiscal y reivindica una ley de trata que aborde, junto a la sanción, la prevención y la protección de unas mujeres especialmente vulnerables.

Peramato ve en la prostitución «un atentado brutal a los derechos fundamentales de las mujeres» porque se ataca su dignidad y considera que la única regulación garantista con los derechos humanos es la abolicionista, es decir, «que se tiene que castigar la prostitución en todas sus facetas».

Incluye las distintas formas del proxenetismo y también el «consumo», una palabra que entrecomilla para que nadie entienda que se trata de un comercio lícito: «Estamos hablando del cuerpo de la mujer, y no somos objeto de comercio«.

Afirma que «no hay trata sin prostitución y no hay prostitución sin trata». Aunque entre un 5 y un 8% se prostituyan voluntariamente, apunta, un Estado de derecho no puede permitir que se abuse de ese otro 92 o 95% que se encuentra en una situación de «coacción, coerción o vulnerabilidad» y necesita ayuda.

«Creo que justificar con los derechos de una pequeña cantidad de mujeres dejar absolutamente desamparadas a tantas mujeres y niñas que están sometidas a esa situación de prostitución sería absolutamente injusto».

La prostitución no está ni prohibida ni regulada en España, por lo que no hay cifras oficiales ni del dinero que mueve ni del número de víctimas.

Datos barajados por las fuerzas de seguridad apuntan a que más de 350.000 mujeres ejercen la prostitución en España, en su mayoría extranjeras en situación irregular y víctimas de la trata.

Ir a la fuente
Author: redaccion@20minutos.es (EFE)

Powered by WPeMatico