‘Escambray’ dice que cada espirituano consume 3,5 toneladas de alimentos al mes por la libreta

14ymedio

Los espirituanos consumen unas 3,5 toneladas de alimentos sólo por la libreta si damos por buenas las cuentas de la Empresa Mayorista de Alimentos de Sancti Spíritus, como ha hecho Escambray, que este domingo publicó un artículo en el que habla de cómo los cubanos residentes en el exterior están «desangrando la economía» al no cumplir con su obligación de darse de baja en los Registros de Consumidores (Oficodas).

El diario local de Sancti Spíritus sitúa en 12.400 a los espirituanos que estaban dados de alta en la libreta y, sin embargo, vivían fuera del país. Como resultado de la última revisión, en la provincia han quedado también sin efecto más de 460 núcleos que funcionaban como si todos sus miembros siguieran en Cuba.

Jorge Luis Domínguez Sánchez, especialista comercial de la Empresa Mayorista de Alimentos de Sancti Spíritus, contó a Escambray que después de la limpieza llevada a cabo en el Registro, se han puesto números a la situación y que más de «más de 65.800 toneladas de alimentos como arroz, granos, aceite, azúcar crudo y refino es el saldo correspondiente a la distribución de un mes para cubrir la canasta familiar de los más de 12.400 espirituanos detectados fuera del país; sin contar los surtidos destinados a las dietas médicas como viandas, leche y carne, que no aparecen contemplados en este análisis». El resultado de la cuenta arroja un consumo por la libreta tan espectacular como increible.

El artículo de Escambray señala que los trabajadores de las 41 Oficodas provinciales han tenido que hacer un esfuerzo ingente para actualizar los datos porque han fallado todos los controles de la población. «¿Quién no sabe en una cuadra dónde está el vecino, si se encuentra de misión, si está en un centro penitenciario o si se fue a Rusia por 15 días y lleva un año de viaje?», se pregunta el diario.

[[QUOTE:»¿Quién no sabe en una cuadra dónde está el vecino, si se encuentra de misión, si está en un centro penitenciario o si se fue a Rusia por 15 días y lleva un año de viaje?»]]A principios de marzo, los Organismos de la Administración Central del Estado comenzaron a exigir la baja de la libreta de racionamiento a quienes viajan de forma oficial al extranjero por «motivo de trabajo, estudio o cooperación, por un término mayor de tres meses». Aunque la obligación de darse de baja en este registro ya existía desde 1991 (para los recluidos en centros penitenciarios, hogares de ancianos, hospitalizados de forma permanente o residentes en el extranjero por más de tres meses) la medida quedaba así expresamente destinada a evitar que los profesionales médicos, deportivos y de otro tipo que participan en misiones oficiales fuera del país sigan recibiendo en la Isla la cuota de alimentos y productos de aseo que se distribuye de manera subsidiada a través del racionamiento.

Lo cierto es que la obligación de dar de baja a un emigrado rara vez se cumplía, ya que permitía a miles de personas en toda la Isla acceder a su cuota para consumirla o, directamente, para revenderla. Ahora, con el aumento de los controles, los cubanos se preguntan si las cantidades de alimentos que el Estado pasa a ahorrarse serán devueltos, y en qué condiciones, al mercado liberado.

Según la publicación, la depuración de los registros forma parte de la Tarea Ordenamiento y se ha detectado que las bajas que mejor funcionan son las de reclusos, personas en Hogares de Ancianos, impedidos físicos o menores en Casas de Niños sin Amparo Familiar.

A principios de año hubo una oleada de personas que se aprestó a realizar el trámite al trascender que habría grandes multas para los jefes de núcleo familiar con emigrados en la lista de consumidores del hogar, aunque las sanciones no han llegado a aplicarse, al menos de la forma significativa que impulsó a miles de personas a hacer efectiva una baja que, en ocasiones, habían retrasado durante años.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico