El rey Abdalá de Jordania desvió 100 millones de dólares para comprar casas de lujo en Estados Unidos y el Reino Unido

Las autoridades jordanas anunciaron en junio de 2020 la adopción de medidas enérgicas contra la riqueza oculta, pensadas para detener la fuga del país de alrededor de 800 millones de dólares (690 millones de euros) anuales. Jordania iba a seguir la pista de hasta el último dinar que los ciudadanos hubiesen escondido en paraísos fiscales, aseguró el primer ministro, Omar Razzaz. No habría fortuna opaca que escapara a la inspección. Ninguna, al parecer, salvo la del rey.

Seguir leyendo

Ir a la fuente
Author: Will Fitzgibbon (ICIJ)

Powered by WPeMatico