El miedo a los trombos con la vacuna de AstraZeneca obstaculiza el camino de regreso a la vida normal

La vacuna de AstraZeneca nació destinada a cambiar el curso de la pandemia. El medicamento, desarrollado por la Universidad de Oxford (Reino Unido), tuvo un 100% de eficacia frente a la covid grave en los ensayos clínicos, se puede conservar en frigoríficos normales y apenas cuesta tres euros por dosis, unas cinco veces menos que la de Pfizer y siete veces menos que la de Moderna. La farmacéutica anglosueca AstraZeneca se ha comprometido a distribuir sin ánimo de lucro 3.000 millones de dosis este año, incluyendo a los países más pobres del planeta. Pero hay un obstáculo en este camino de regreso a la vida normal: la presunta relación de la vacuna con la formación de coágulos sanguíneos en casos excepcionales.

Seguir leyendo

Ir a la fuente
Author: Manuel Ansede

Powered by WPeMatico