Desconcierto total en las agencias de viaje cordobesas

A horas de conocer la restricción del Banco Central de la República Argentina (BCRA) para comprar pasajes al exterior en cuotas, las agencias de viaje no salen de la confusión. La medida contrajo la demanda al mínimo en un día clave para la industria que recién comienza a recuperarse después casi dos años de pandemia. Los representantes no dimensionan aún el alcance real de la prohibición del financiamiento con tarjetas de crédito.

“Sentimos el temblor. Fue muy fuerte. Pero todavía no sabemos qué daños ocasionó, si la casa resiste o si corre riesgo de derrumbe. Estamos haciendo un diagnostico no solo del impacto económico sino sobre la posibilidad concreta de llevar adelante este cepo”, dice Federico Maccio, vicepresidente de la Asociación Cordobesa de Agencia de Viaje (Acav).

Para el dirigente aún no es posible determinar si el sistema financiero tiene la capacidad de garantizar la medida. En las últimas horas recorrieron las redes sociales imágenes con opciones para eludir los controles. Una de las más viralizadas fue la oferta de cuatro lapiceras que incluía un viaje a Miami de regalo.

“Hay un montón de dudas sobre la aplicación. Como institución nos hemos dado un cuarto intermedio, porque cada vez que largan estas medidas descabelladas, se tienen que digerir en 10 o 15 días porque nadie entiende nada. Entonces cualquier opinión que podamos emitir no es válida porque desconocemos cuales son los verdaderos alcances”, apunta Maccio.

Cepo al turismo

El dirigente del sector ve por estas horas dos alternativas para esclarecer la situación. “Tenemos dos opciones: la primera es que se revierta de alguna manera la restricción y la segunda es que no haya más financiación porque no hay forma de comprar algo en cuotas, es decir que caiga todo el mundo bajo la misma vara”, dice.

El Gobierno reconoció el viernes por la mañana que la medida era “temporal”. Así lo señaló la vocera presidencial Gabriela Cerruti, aunque no dio mayores precisiones sobre su levantamiento.

Por su parte, Federico Schwerkolt, gerente comercial de Siga Turismo, coincide con que el escenario también está repleto de interrogantes. “En una semana sabremos lo efectos del cepo, mientras tanto el primer impacto que genera la medida es la retracción de toda la demanda. Va haber un mercado puntual que sin cuotas no va poder comprar”, señala.

Y agrega que más allá de las dificultades que supone no poder cuotear la compra “existe el miedo a lo que viene después”. “Hoy no sabemos cómo darle lugar a la cobranza, porque tampoco se pueden ver cuotas para viajes dentro del país, solo en el Ahora 12″, apunta Schwerkolt. En algunas agencias hubo complicaciones inclusive para algunas compras a nivel local.

Black Friday

La restricción del BCRA llegó sobre una fecha clave para la industria: el Black Friday, que prometía promociones especiales tras casi dos años con viajes al exterior limitados. “Son hitos muy importantes para todo el rubro porque activan al sector y mueven la demanda. Se generan ofertas que en otras fechas no hay. Es una de las semanas que más volúmenes de venta tenemos”, dice Schwerkolt

Los empresarios del sector calculan que estas acciones comerciales aumentan entre un 40 o 50 por ciento las ventas. Todas las firmas consultas aseguran que el movimiento para viajes al exterior fue durante este viernes nulo o mínimo. Además de la imposibilidad de generar ingresos, las agencias perdieron lo que invirtieron en publicidad y márquetin para potenciar sus ventas.

“Hubo mucho trabajo previo en el armado de los productos. Entre el Black Friday y el Ciber Monday se invirtió cerca de un mes y medio de trabajos”, se lamenta Schwelkolt.

Ir a la fuente
Author: Redacción LAVOZ

Powered by WPeMatico