Alberto Fernández en el cierre de campaña: La mejor política económica que tuvimos fue la vacuna

Con tres actos simultáneo, uno de ellos encabezado por el presidente Alberto Fernández, el Frente de Todos cerró esta tarde la campaña bonaerense de cara a las primarias del domingo, donde el oficialismo impulsa una sola lista de precandidatos a diputados nacionales.

“La mejor política económica que tuvimos fue la vacuna”, dijo el Presidente, para reiterar que en estas elecciones “hay dos modelos de país, por lo que pidió votar “por el pueblo, por los argentinos y las argentinas”.

Este jueves, en Tecnópolis, Fernández y Cristina Kirchner serán los únicos oradores en el cierre de la campaña nacional del oficialismo.

Fernández estuvo en Mar del Plata junto al gobernador Axel Kicillof. Máximo Kirchner habló desde un escenario montado en un club de Bahía Blanca y Sergio Massa participó desde Junín. El oficialismo eligió tres grandes ciudades del interior que son gobernadas por el macrismo a los fines de pelear el voto en los distritos opositores.

En Mar del Plata se vio al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y a los ministros Wado De Pedro (Interior), Jorge Taiana (Defensa), Roberto Salvarezza (Ciencia); también a la titular de la ANSES, Fernanda Raverta y al sindicalista Pablo Moyano.

En Mar del Plata estuvieron los precandidatos a legisladores nacionales, Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollan, quien pronosticó “la mejor temporada de verano que se tenga memoria” para la ciudad balnearia, a partir de la cobertura que da la vacunación.

El Presidente fue el último de los oradores. La transmisión fue alternándose entre los actos. Fernández recordó a Néstor Kirchner por su participación en la Cumbre de las Américas, ocurrida en 2005 en Mar del Plata, cuando una grupo de países rechazó el ALCA promovido por los Estados Unidos.

“Aprendí la mejor política con él (por Kirchner). Máximo se sentaba a comer en nuestra mesa y venía con sus planteos, y nos arruinaba el almuerzo. Siempre fueron los mismos, de más igualdad, de más equidad. ‘Es la conciencia crítica nuestra’, le decía a Néstor. El gran Máximo, digno hijo de Néstor y Cristina”, lo elogió.

“Estamos orgullosos de haber salvado miles y miles de medianas y pequeñas empresas y cuidamos el trabajo porque somos peronistas y sabemos de qué se trata trabajar”, dijo Fernández, al reivindicar las políticas de su gobierno en auxilio de empresas para mitigar los efectos de la cuarentena impuesta por la pandemia de Covid-19.

Fernández criticó la reciente propuesta de Rodríguez Larreta de remplazar las indemnizaciones por un seguro de despido. “Para ellos trabajar es un costo y para nosotros es el capital y el trabajo que se asocian; ¡el trabajo es un aporte para el crecimiento, no es un costo, entiéndalo de una vez por todas!”, afirmó.

“Sabemos que los planes fueron para una emergencia, pero no es con planes que se resuelve el problemas, sino creando trabajo”, agregó en relación a un debate que el gobierno quiere apurar después de las elecciones: la transformación de los los planes sociales en empleo formal.

Máximo Kirchner ya había criticado antes la propuesta larretista. “El 25 de mayo de 2003 Argentina tenía más del 25 por ciento de desocupación; cuando Cristina dejó el gobierno en 2015 era de seis puntos y sin eliminar indemnizaciones. No le mientan más a la gente. Si quiere eliminarlas porque consideran que es un costo excesivo que lo haga, pero que no diga que eso va a producir más trabajo”, dijo Kirchner. Antes de hablar, propuso un minuto de silencio en memoria de los muertos por la pandemia de Covid 19, que fue imitado en Mar del Plata y Junín.

“No le voy a pedir el voto a nadie pero sí que cada argentino y argentina reflexione cómo recibió el país Mauricio Macri, y cómo lo dejó, y cómo entre todos y todas lo estamos sacando adelante, con Alberto que sé que se ha roto el alma, con un Axel que se ha laburado todo. Quiero hombres y mueres así al frente del papis, que cuando le pase algo a su gente lo sientan como propio; cuando tu pueblo te elige, lo que tenés que hacer es dejarlo todo”, arengó Máximo Kirchner. “Sergio, ‘tas ahí’”, le dijo bromeando a Massa, que desde Junín esperaba su turno.

El referente del Frente Renovador presidió el acto en la importante ciudad del interior bonaerense, donde pesa el “voto del campo”. Estuvo acompañado por el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, otro gran fogonero de la campaña. Massa abrió el acto recordando a Mario Meoni, el ministro de Transporte y ex intendente de Junín, fallecido en abril pasado. Hubo aplausos de pie en los tres actos.

“El domingo hay dos boletas que definen qué Congreso y qué país vamos a tener. En una boleta estamos los que soñamos con un país, libre, desendeudado, invirtiendo en obra pública en vez de deuda; en la otra boleta están los que endeudaron en un minutos 27 segundo con una deuda impagable; en una boleta estamos los que queremos transformar los planes sociales en trabajo y en la otra los que transformaron el trabajo en planes sociales”, dijo Massa, confrontando con Juntos por el Cambio.

“En cada boleta hay un modelo de país”, insistió. “El domingo se juega la Argentina del trabajo y la producción o la Argentina de pocos; nos vamos a levantar este domingo, nos vamos a poner el barbijo y el alcohol en gel, y vamos a ir a votar por Alberto, por Axel y por la Argentina”, concluyó Massa.

De regreso al acto en Mar del Plata, tomó la palabra la primera candidata a diputada nacional, Victoria Tolosa Paz, y luego siguió Kicillof. El gobernador criticó a su predecesora, María Eugenia Vidal: “era la jefa de la oposición en Buenos Aires hasta que vieron una encuesta, un focus group, y la mudaron” de distrito, dijo.

“No consiguieron una vacuna”, remarcó varias veces Kicillof, respecto a las críticas recibidas de parte de Juntos. “Si miramos los datos duros, Argentina fue uno de los primeros países en tener la vacuna, y hoy es el número 18 en población vacunada, siendo el 32 en población”, dijo.

“Cuando vayan a votar, recuerden que les decían que no había vacunas”, insistió Kicillof para quien Juntos se expresó “contra la igualdad que implicaba un plan público, gratuito, masivo y universal, el plan de vacunación más grande de la historia”.

“Cuando asumimos Vidal dejó pendiente un aumento de luz. Uno que pagar 1200 pesos hubiera pagado con la gobernadora anterior, se hubieran convertido en 4400 pesos por mes. Dejó firmados los contratos. ¿Qué hicimos en el gobierno del Frente de Todos? Rompimos en mil pedacitos esos papeles. En la provincia de Buenos Aires no hay más tarifazos”, afirmó Kicillof.

Ir a la fuente
Author: Horacio Aizpeolea

Powered by WPeMatico